miércoles, 16 de octubre de 2013

noche sin luna


Juro que la luna me tiene envidia.
La ví estirándose, con estertores cuando la miré fijo esta noche.
Acostumbrada a que le canten los poetas y bufones .
Luna de zambas, tangos, baladas, cumbias. Luna de fotos llena, nueva, creciendo y menguando. Luna.
Luna de extranjeros que la sienten suya y de locales que la observan noche tras noche desde el bondi.
Esa luna malcriada, que se cree de plata y suspiros, dueña de musas, de risas, de polvos, de sueños.
Una luna maldita que alumbra la muerte de bestias y artistas, del pobre, del rico. Luna injusta, cobarde y sin compromisos.
Luna en Buenos Aires, en sures y en nortes. Luna roja. Blanca luna. Luna en negro. Luna vieja.
Luna apolítica. Pelota en cielo negro que nunca entra al arco. Luna de hierro.
De piratas, de guerrilla. De negocios sucios. De mujeres en calles revendiendo sus cuerpos.
Luna de conquista, genocidios y gritos. De ultrajes, de robos. Siempre en su silencio.
Luna que no agita. Fría. Objetiva. Distante. Narcisa.
Mancha en el oscuro telar de mis sueños nocturnos. Perfecta.
Hoy estas con rabia, luna idiota.
Hoy él salió a mirarte a mi balcón. Intercepté su cuerpo. Lo trepé riendo y le hice el amor.
Te vi que te estirabas. Dijiste que te ibas, luna medrosa...
Poco me importa esa amenaza.
Andáte.
Yo ya sé como encender mi sol de noche.

pueblo en cama
















Mamá: hay un peronista en mi cama.
Te juro que no entiendo bien como fue,
 se me metió con artimañas y sonrisas,
 con vino tinto y hablando de los niños,
 con la camisa blanca...la de las fotos en blanco y negro.
Yo resistí recordando la situación de la clase obrera inglesa,
él me traccionó inventando esto de que la revolución vendrá, pero no es motivo para rehusar las alegrías de la existencia.
Y me abrazó.
Tan fuerte, como un conductor que sabe de la ciencia o el arte de conducir como una permanente creación.
Yo traté de alejarlo...señalé infamias indescriptibles propaladas por mis enemigos en la izquierda democrática...pero me arrojó entre las sábanas y cientos de almohadas, mordiendo labios, cuello, hombros, alertando sobre las consecuencias de los errores de organización.
Y se metió con la eficiencia de la organización peronista, eliminando factores disociantes, sabiendo que un buen conductor no puede embanderarse.
Y me hizo gritar.
Y relajé clases, tragué las plusvalías, me desangré en rojos, me tensioné hasta ahogarlo en su propia doctrina.
Tragué lealtad y sinceridad, libertad.
Fumamos varios, luego, como en la plaza.
Mi plaza roja, la de él ni yanqui ni marxista.
Nos abrazamos sabiendo que no había más encuentro, porque de estas diferencias no se vuelve.
Adiós compañero dije, adiós camarada...sonrió.
Y dejamos de pensar, para sentir piel con piel que hay más que patria.

domingo, 22 de septiembre de 2013

poco hombre



Hoy le corto un pedazo de hombre. Me cansó con tanto exceso.
Le corto la voz irritante de matón que lo sabe todo. Le corto el puño con el que se sabe valiente. El dedo señalando mi error.
Hoy me enamoro del peor cliente. Me subo en mis zapatos y corro hasta perder la orientación y los olores viejos.
Hoy le corto el atropello, el sudor y aliento ácido, sus manos torpes, vientre blando, su risa estridente.
Hoy le muestro que no sirve, que si no paga no tiene.
Hoy le corto la imagen del espejo, en la que se ve poderoso, violento, fuerte. Y me siento reina, o niña buena, o mariposa...hasta libre.
Hoy no acepto billetes, ni regalos, ni flores, ni promesas, ni lágrimas de comprensión por un rato. No huelo a chica. No muerdo labios. No bebo engaños.
Hoy clavo certeramente el filo en su corazón. Y se lo arranco.
Total...sin corazón , hará lo mismo

sábado, 14 de septiembre de 2013

que me cante así







Que me cante cuando voy al trabajo pienso en ti.
Que resuelva sus torpezas militantes en mi cama.
Que refriegue su lengua, tantas veces mordida por una idea en mi cuello, diciéndolo todo.
Que encienda antorchas y marchas en mi vientre, afilando guitarras. Que recargue su fusil una y diez veces, para salir a recargarlo  ante la bestia reaccionaria.
 Que me bese en Santiago, en Chiapas, en La Habana para esperarme a dar vueltas entre palomas...en la plaza.
Que me regale una hoz en octubre y un martillo en mayo.
Que me llene la casa de Violetas, de Ernestos el ventanal, de Fideles  la puerta.
Que se vista con la estrella y me desvista a la clara.
Que me cante cuando voy al trabajo pienso en ti y sonría marchando.
 Que dispare palabras con guitarras y diga la verdad aunque no venda.
Que levante palabra y cuerdas con la izquierda para decir revolución.
Que me pinte banderas en el cuerpo, con sus diez dedos empuñando rabia.
Que llore cantando, exactamente, cuando llora un niño solito en la calle.
Pero que no calle...


viernes, 13 de septiembre de 2013

carambola

Porque soy mina... vivo de carambola
Y así me amaron, me criaron, me pegaron.
Me aplaudieron, también de carambola. Me embarazaron,me parieron. Me abrazaron.
Me engañaron, seguro de carambola.
Y de pura carambola encontré el mejor orgasmo. Engordé y adelgacé.
Moriré un día de carambola.
Ojalá no sea hoy.


miércoles, 11 de septiembre de 2013

con tierrita en las uñas

Te llamo luego...me dijo. Y al instante los tiempos y sus fantasmas empezaron a correr y desbarajustar mi cabeza. Luego, dijo.
Vos no tenés ni idea de la mecha que encendiste.
Luego es ahora. Es que no pudiste ni llegar al depto. Es que de tanto amor  estas pensando en volver a buscarme, sacarme de un tirón de mi clase de francés y llevarme a caminar por la orilla. Luego es desprenderme los botones de mi camisa, torpe y experto, con cara hiriente de no dar más, antes de entrar al pasillo.
Luego es enviar un mensaje ya. Escribirme que me baje del bondi, que estas en la próxima parada y hay un café que nos espera, largo,ahí donde te sirven risas cacofónicas. Es rozar nuestros ante brazos hasta comenzar a hervir. Para treparnos.
Es agarrarme, es no dejarme escapar. Es mezclar olores, hasta matarnos.
Luego es esta noche. Es servirnos un ron con velas,bandoneones,vestidos, desvestidos, luna otra vez y otra vez. Esta noche por calles encendidas sin control, hasta incendiarnos. Hasta derretir muslos y corazones sobre la mesa.
Luego, a lo sumo, es mañana. Al caer la magia. Timbre y pensamientos. Para decirme que ya nada es igual , para rogarme algo, un odio, un beso, un arranque, un dolor.
Luego.
Para vos es un adverbio de tiempo.
Y esta mecha solo se apaga si hoy me entierro, por entender todo mal.

viernes, 6 de septiembre de 2013

A veces cuando te morís.






A veces cuando te morís te escriben poemas horribles.
Los poetas de los muertos deberían ser más cuidadosos.
A mi, escribíme un tango. Bien caliente. Contáles la tontita, puta y yegua que quisiste. Cantáme un tango partido, por mi partida. Sacáme en tango el corazón a un bandoneón y estrujálo en versos, hasta mostrar lo mustia que quedé después de tanto amor. Lloráme a oscuras. Encendé mil faroles para despedirme y gritáme un tango desde el final del empedrado hasta mi muerte. Que vale esta pena decirnos tango en la despedida.
O escribíme una zamba...triste, nunca alegre. Una zamba para bailar con manos, sin pañuelos. Bailáme una zamba a cajón abierto hasta que me siente y salte en un abrazo. Hacéme el amor bailando, para que no me odies.Pondré cara de zamba, sonreiré valiente y sin temer la muerte escaparé al arresto.Zamba de hombre sin botas y mujeres con botas, como gatos con botas, como en un cuento. Tocáme en guitarra sin enchufes, contando mis fuegos, mis sueños, mis revoluciones, mis muertes. Cantáme una zamba hasta elevar mis brazos como un espectro y seré inolvidable, lo prometo.
Escribíme un blues urbano, bien argento. Un blues complicado y aguerrido, casi siniestro. Tocáme en piano, en guitarra, en lo que quieras y metéme gemidos hasta encenderme, por un ratito, por dentro.
Abrazáme en blues contemporáneo, existencial, perverso. Prometéme una muerte por un rato, para luego despertar  a veces en sangre y arena, en tu garganta.Exprimí las cuerdas hasta desencordarlas, porque me estoy yendo, tonto. Es tarde.
No me escribas cumbia. Es mucha alegría.


domingo, 1 de septiembre de 2013

Menstruaciones urbanas



A veces, solo a veces ,sangro en rojo.

Sangro en blanco y es un alivio, cuando necesito sangrar más que nunca. Y festejo

sin vos,feliz de ser sangrante.

Sangro en negro, caliente, intenso, sin importarme  el sangrado, más dispuesta que

nunca! Biendispuesta.

Y en azules, cuando miento. Como en publicidades  higiéncas...cuando me disfrazo

una vez mas para que veas a quien yo quiero que veas....no a mi.Cuando no me

puedo poner ni contenta con tanta alegría.

Sangro en verde, en pimienta...para herirte, con molestia, dolores y olores.

Sangro con amigas sangrantes, jugando en secreto a poseer el tesoro del sangrado.

Sangro en tu cama, en tu auto, en el caño de tu bici. Cuando bailo. Al habarte.

Sangro rabia, plusvalías, hambre, hipocresías.Marcho y sangro. En la calle, en la

plaza, en la tierra seca y con grietas, tierra que ya sangró bastante. Embarrando,

siempre embarrándolo todo.

Tan mujer que sangro como hembra que no parará de sangrar. Aún sin sangres.

Y hoy te amo sangrando, por cada agujero, hasta quedarme seca una vez más .

Y te pido, guiando manos y tripas, que me hagas sangrar en rojo.


la conquista del desierto

No me gustan los secos.  Los hombres secos y las mujeres secas.  Tan correctos y agrios.  Prolijos y ordenadores.  Con carteles y...