jueves, 28 de octubre de 2010

nunca pensé


Llegué a la plaza como hago cada día en la mañana. Pero de noche y sin la bolsita con pan para las palomas. Llegué a la plaza acompañada de mis fantasmas, esos que no me dejan dormir y a esta altura dejaron de asustarme.
Llegué y todo era silencio, pesado, hondo,húmedo como mi Buenos Aires.
Recorrí diagonal norte con la frente en alto interpelando a esas mujeres con mi mirada y encontrando un dolor de esos que ya no es fácil soportar.
Sola una vez más. Sola como recorro la plaza cada jueves al amanecer, sola como fui a disfrutar que bajaran el tremendo cuadro del horror...calladita, apoyada en la puerta cancel de un edificio que odio hasta el amor.
Mis viajes diarios a la plaza me permiten dejar de recordar. Me distraen las mujeres, los gritos de vendedores, los pibes que me salpican con detergente en las esquinas...yo sé que me gritan a mi...vieja loca.
Vine con mi bandera. Esa que me regalaron el día que me recibí en la Universidad en los cincuenta...la que llevé en mi mochila en cada viaje a la isla, con la que despedí amigos, con la que me tapé en las noches frías de temor,con riesgo a ser también encontrada.
Avancé en mi plaza, en nuestra plaza...desfilaron imágenes que se me caían como migas de pan. Me paré en al centro...frente a las cartas pegadas en el piso, con letras borrosas de los tantos llorares. Extendí mi bandera segura de haberle encontrado el mejor lugar.
Y lloré también...lloré en pueblo. Y esta poblada de amor y dolor me permitió desarmar casi el último de mis prejuicios...porque nunca pensé que lloraría a un peronista.

miércoles, 27 de octubre de 2010

cada diez años


No fue fácil conciliar mi sueño de anoche. Dí vueltas y vueltas, me enrosqué desprolija entre las sábanas, tiré varias veces el cobertor al suelo, abrí y cerré la ventana, miré el reloj casi sin ver para no prender la luz y desvelarme pero...
Pensaba en qué decirle, cómo mirarlo, qué contestar a sus interpelaciones...pensaba en un café o un jugo fresco, en mi vestido, o mi pijama, o mi jean...descalza, en tacos, con el pelo atado, sin peinar, sonriendo o misteriosamente callada...
Sin saber en qué momento calleron de verdad mis persianas oculares, con resto de pintura de un día agitado...me dormí.
Soñé con él....maldito....persiguiéndome por la avenida contra el tránsito...avergonzándome con preguntas que me dejaban al descubierto con todas mis miserias...
Me levanté creyendo haber escapado de tanta pasión. Fumé un paquete entero de cigarros, comí los restos de chocolates con papel dorado que quedaron sobre el microondas. Me duché. Rápido. Con la puerta abierta por si tocaba el timbre. Me vestí cuatro veces, probando el jean, el pijama, el vestido y alguna otra ridiculez. Me paseé frente al espejo ensayando un si y un no con varios tonos y cargas emocionales.
Me senté a leer. Puse ropa a lavar. Me tiré con Donovan en mi living...lo cambié por Salinas...luego por Pity.
Puse el agua a caldear...varias veces sin cebar un solo mate.
Llamé a mi madre, a su novio, a mi padre, a su ex novia, a mi hermana y sus dos ex novios...llamé al mío...
Sonó el timbre. Me sudaron las manos, la nuca, los tobillos se me llenaron de pinchecitos y corriendo atendí el portero.
-Si? dije lo más sensual que pude decir...
- El censista...paso? -agregó.
Y yo lo habilité.

viernes, 15 de octubre de 2010

inseguridad


Dame que te completo, que le pongo letra y música a tus impulsos. Pero dámelo todo, sin trampas, sin desconciertos, sin guardar pedazos ni dejar el precio como al descuido. Dame como no diste nunca, como varias veces te dieron. Sin condiciones.Yo sé muy bien que hacer con el resto de pasión que te queda.Dame sin envolturas, a cuero, sin red,amargo, hipercalórico. Dámelo ahora, ya, sin respirar, sin retener ni el aliento. Dame o te lo quito. Te lo arranco. Te robo. Ni una amenaza, ni una aclaración, ni un anticipo. Maniobra de salidera al fin. Sin promesas, ni pedido de rescate, sin aclarar nada. Enfundada en falda verde, blusa blanca, botas en tacos enormes. De atrás, como una cobarde. Con un breve movimiento que me plante ante vos,veloz mi mano en tu pecho incrustando mis uñas en la carne tibia. Amándote. Sonriendo. Me llevo tu corazón. No se devuelve. I'm sorry...

sábado, 9 de octubre de 2010

viva Chile


Hace casi 60 días que no dejo de mirarlo. En el celular, en mi depto, en su casa, en la calle, el bar, los sueños, el río, la noche, de mañana, con calor y fríos inmediatos y breves.
Me adherí a su cuerpo y no puedo dejarlo, ni por instantes. La realidad me arranca por horas de su lado pero...no puede conmigo, realidad iracunda y perdedora burlada porque en mi mente solo hay lugar para él.
Voy al trabajo y no trabajo, camino y no avanzo, estoy con mis brujas y no las escucho, me ducho y no me refresco, como y no me lleno...loca me despeino a solas, frente al espejo donde le hablo y ensayo varias sonrisas y modos de humedecer mis labios para calentarlo.
Cuando nos podemos tocar me enciendo en segundos y, sin dudas, me disparo a su cuerpo. Disparo ideas, frases interesantes, tengo humor, ánimo, misterio. Estimula mi cabeza, por dentro y por fuera y todo adquiere movimiento y da resultado... tanta velocidad, tanta locura, de esas en las que todavía nada duele.
No quiero volver al mundo de los humanos, no quiero...bancáte esta enfermedad. Si hoy yo fuera minero en Atacama...no querría que me rescaten.

la conquista del desierto

No me gustan los secos.  Los hombres secos y las mujeres secas.  Tan correctos y agrios.  Prolijos y ordenadores.  Con carteles y...